La eliminación del Roaming en Europa, para los viajeros en viajes de Negocios

Pero … El final de los recargos por usar el móvil en el extranjero tiene límites de cantidad y tiempo

Diez años después del lanzamiento de las primeras propuestas europeas para acabar con el roaming, una gran parte de los ciudadanos europeos tiene claro el significado del término inglés porque lo ha visto con sus propios ojos en su factura telefónica a la vuelta de unas vacaciones o de un viaje de trabajo.

Este cambio es automático y los usuarios no deben hacer nada para beneficiarse del nuevo sistema.

Desde el 15 de junio, podrán hacer y recibir llamadas, enviar mensajes y navegar por internet en los 28 estados miembros de la Unión Europea (más Noruega, Islandia y Lichtenstein) al mismo precio que si estuvieran en su país.

Es decir, dejará de aplicarse tarifas especiales siempre que se atengan a los límites de uso contratados y no pasen más tiempo en itinerancia que en casa.

Recibir llamadas fuera no costará nada.

¿Hay límites?

Si, recibir llamadas fuera no costará nada, pero el final del roaming no significa barra libre de móvil en Europa.

Los límites en el número de minutos, mensajes y datos fuera serán los mismos que tengamos contratados en el país de residencia. Y si los superamos, ocurrirá lo mismo que en casa: la compañía pasara a cobrarnos las llamadas o datos a granel.

El sistema contiene salvaguardas para evitar que los consumidores se vayan de compras por la UE y contraten su tarifa móvil en países donde el servicio es más barato para usarlo en su país de residencia.

Para controlarlo, Bruselas pensó primero en poner un límite de 90 días al año de roaming gratis, pero la propuesta chocaba con la promesa de acabar con él.

Finalmente, se ha acordado que las compañías exijan un “uso razonable” a sus clientes. Si, en periodos de cuatro meses, detecta que pasa la mayor parte del tiempo en el extranjero y consume más fuera que en su país, la compañía podrá pedirle aclaraciones y si no queda satisfecha con las explicaciones podrá pasar a cobrar las tarifas máximas previstas.

Articulo de interés de La Vanguardia