Atlanta travel & corporate events consultants distribuidores oficiales de Captio, tu administrador de bolsillo

Los antiguos mercaderes, la base de cuyo comercio era el viaje esencialmente por mar, necesitaban un hombre de confianza que se ocupara del gran drama: los libros. Y Captio es la respuesta del siglo XXI al antiguo administrador del XIV.

La idea es que nada es nuevo, todo es, simplemente, mejor.

Es una herramienta digital (en formato SAAS) descargable en un dispositivo móvil (un teléfono, una tableta) que contiene todas las funciones que aquellos pioneros contadores del XIV tardaban jornadas enteras en hacer, a la luz de las velas, para que tú las realices automáticamente de manera rapidísima.

Veamos algunos ejemplos de qué hace el nuevo “administrador de bolsillo”.

  • 1. Introducción – Controlar los gastos es uno de los grandes intereses de un viaje.

Nadie quiere que a fin de mes llegue un extracto de la tarjeta con la extensión de un tratado de derecho romano. Por ejemplo, con simplemente fotografiar un tique de cualquier gasto, la herramienta almacena los datos y los guarda en la nube para su posterior utilización, revisión, contabilización… los desplazamientos pueden ser trazados desde el dispositivo, con la inestimable ayuda de Google Maps, para llevar un recuento de cuánto viajan los viajeros, adónde van, cuánto les toma en tiempo y dinero.
Otro gran terror, las dietas, es fácilmente controlable. No sólo fotografiando las facturas (ver párrafo anterior) sino que permite presupuestar una dieta para cada viajero y hacer un seguimiento inmediato y directo de los gastos de ésta. Dicha función va de la mano con el control inmediato de las tarjetas de empresa. Todo queda registrado en el Captio.

  • 2. Clasificación

La Edad Media llevó a cabo, con el perfeccionamiento del comercio, un consiguiente perfeccionamiento de la contabilidad. Clasificar los gastos, ingresos, clientes… se volvió básico, y más en una Europa donde cada pequeño principado tenía una divisa distinta. Captio permite clasificar, como entonces se empezó a hacer, todos los gastos. Crear tus propias categorías, tipos de pago, divisas, tipos de cuentas, conceptos, clientes, responsables del gasto… si antes clasificar un gasto equivalía ir al librero y comprarle un nuevo volumen encuadernado en cuero, ahora únicamente implica apretar un botón y teclear cuatro simples conceptos.

  • 3. Multidispositivo… y más allá

No importa si eres de Android o de iOS, si lo tuyo son las Blackberries o sigues fiel a la vieja escuela de Windows. Captio funciona con todas ellas. Además, no hace falta convertir las “capturas” en toneladas de papel, puesto que la Agencia Tributaria española ha otorgado validez legal y oficial a los justificantes digitales emitidos por el administrador de bolsillo, y tampoco hay que teclear gran cosa, puesto que nuestro amigo lee fotografías y, a diferencia de los del XIV, Captio no necesita dormir y se le puede usar en cualquier lugar del mundo, no hay que mandar correo por barco al corresponsal de Brujas o de Gante y esperar semanas a que llegue –si es que los piratas no le asaltan. Captio responde en todo momento, en todo lugar, con una simple “captura” del tique.

  • 4. Impuestos

Todas las empresas saben que la gestión de las devoluciones o retribuciones del IVA es una tarea a veces complicada. Captio agrupa los gastos según el proveedor y cuando lo deseamos, nos arroja un informe inmediatamente homologado por Hacienda. El último paso es generarnos facturas sustitutivas totalmente válidas para solicitar los trámites con la real hacienda. Una cosa que en el XIV podía acabar muy mal en el Ayuntamiento como son los impuestos, ahora se soluciona en minutos y sin mayores inconvenientes.

  • 5. Control

Antaño, cuando un capitán de navío se embolsaba dinero, se enfrentaba a las peores condenas. Pero tampoco era tan fácil controlar una gran compañía naval sin comunicación directa y unas monedas se podían filtrar por cualquier mano por lo que, pese a la amenaza de la tortura y la ejecución, el dinero seguía desapareciendo. Con Captio, esto se ha acabado. Nuestro pocket accountant nos genera informes estadísticos de todo tipo al minuto para poder saber dónde, por qué y cómo entra y sale el dinero, verifica si se ajusta a las políticas de gasto de la empresa e incluso nos permite otorgar permiso o no para un gasto. Así la gestión del gasto se vuelve totalmente, holística: el dinero y su gestión se interconectan.

  • 6. Orden

La contabilidad es fácilmente errónea, sobre todo cuando hay una gran cantidad de tiques para organizar. Captio permite organizar la gestión del gasto por equipos gestores, reportadores y centros de coste. Permite también controlar los cambios de divisa. Ya no hace falta ir a la plaza frente a la casa del señor Van der Beurze a comprar cambio. Captio pone orden en las monedas inmediatamente.

En resumen, Captio es llevarse al administrador en el bolsillo. Con la ventaja de que no hay que darle de comer, no hay que dejarle dormir, nunca se queja, nunca se equivoca, nunca pierde los datos.

Si quieres contratar o conocer más a fondo esta práctica herramienta de gestión administrativa ponte en contacto con nosotros . Desde atlanta travel & corporate events consultants, como distribuidores oficiales de Captio, estaremos encantados de hablar contigo acerca de esta herramienta y su aplicación en tu empresa.