Business travel y la maleta inteligente

La vanguardia tecnológica también ha llegado a las maletas.

A partir de ahora el viajero aventurero pierde importancia frente al viajero tecnológico así que la evolución de las maletas no podía ser otra que incorporar puertos USB para cargar el móvil, GPS para no perder nunca el equipaje o incluso sensores que nos informan de su peso: las maletas inteligentes han llegado para revolucionar la experiencia de los viajeros y del business travel.

La características de este «imprescindible» para quienes viajan con frecuencia –sea o no con motivo de business travel– son una serie de funcionalidades que las hacen más versátiles y útiles.

Gracias a ellas es posible controlarlas desde el ‘smartphone’, incluso, llevan un cargador incorporado para que su teléfono móvil le permita estar operativo en cualquier terminal o estación del mundo. ¿Su objetivo? Convertirse en un ‘gadget’ capaz de facilitarnos la vida y hacer más sencillos nuestros desplazamientos. La revolución sobre ruedas ha llegado.

Los viajeros de business travel vanguardistas y modernos prefieren la tecnología a la durabilidad. Hacer la maleta nos convierte en prestidigitadores: ya que hoy en día para viajar necesitamos nuestros gadgets, es decir, los juguetes electrónicos y sus múltiples partes, cables, convertidores de corriente… que son tan importantes como el pantalón adecuado al clima donde vamos, o unos zapatos chic a la par de cómodos. Lo cual es sin duda un trabajo sumamente táctico y hacerlo bien requiere una dosis de sabiduría.

Conscientes de la importancia que la tecnología está adquiriendo, las grandes marcas de equipaje acaban de presentar varios productos para hacer el viaje más fácil.

Maletas que se mueven solas y hacen el check-in en los aeropuertos

Pero esto es sólo el principio ya que hay marcas que ya están desarrollando, junto con las aerolíneas, una maleta inteligente capaz de registrarse sola. Cuando el viajero llegue al aeropuerto con su maleta, ésta informará desde su “cerebro tecnológico” en qué aerolínea vuela, su destino y el peso. Incluso algunas serán capaces de seguirle cuando esté en el aeropuerto. ¡Sí, correcto, una maleta robot que le seguirá sin necesidad de que la arrastre es el futuro! Una tecnología aún en sus inicios pero que promete agilizar y descongestionar, y mucho, las largas colas de espera de los aeropuertos.

Además el equipaje del futuro también, entre otras cosas, será más seguro, o lo más seguro posible, ya que algunos modelos contarán con un cierre activo que sólo aparecerá cuando se pase por delante una tarjeta.

No cabe duda de que estos productos se impondrán en un futuro cercano, pero… ¿acaso no es maravilloso? ¡Demos la bienvenida al equipaje inteligente!