Las invitaciones a congresos médicos de formación no tendrán que tributar.

Los congresos médicos y cursos financiados por las farmacéuticas quedan exentos de tributación.

El Ministerio de Hacienda se ha comprometido a modificar el reglamento del IRPF para que quede claro que «los cursos de formación del personal sanitario, financiados por empresas» ni tributan ni van a tributar como renta, lo que se aplica a los congresos médicos pagados por la industria farmacéutica.

Así lo destacó José Enrique Fernández de Moya, secretario de Estado de Hacienda, “El Ministerio de Hacienda se ha comprometido a la aclaración de los términos desde el punto de vista de la aplicación de la normativa tributaria, que queden sustanciados a través de una modificación del ejercicio de la potestad reglamentaria que asiste al Gobierno a través del artículo 44 del Reglamento sobre el IRPF, específicamente dirigido a los cursos, jornadas o congresos de capacitación, aprendizaje y formación vinculada completamente a su financiación, en este caso, no por el empleador de manera directa sino a través de un tercero”.

Colegios, sindicatos y sociedades científicas han exigido durante un largo periodo de tiempo que se aclarase este tema. Serafín Romero, presidente de los médicos españoles, considera que este acuerdo clarifica la situación y permite seguir manteniendo calidad en la formación. Una formación que va a permitir seguir teniendo un sistema sanitario de referencia.

En julio del 2018, Farmaindustria publicará cuánto ha recibido cada médico.

Con este cambio también se pone fin a una polémica aparecida tras la aplicación, por parte de Farmaindustria, de su nuevo código de transparencia, que daba a conocer las transferencias de valor de la industria farmacéutica hacia los profesionales médicos en forma de ayudas a la asistencia a congresos (desplazamientos y alojamientos, principalmente).