GALICIA: DONDE LA TIERRA TERMINA

Cierra los ojos y siente como la brisa del Océano Atlántico roza con toda su fuerza tus mejillas. Ahora, abre los ojos muy despacio para encontrarte suspendido en lo alto del Cabo de Finisterre. Ante ti tienes la muestra de una de las regiones más vírgenes y genuinas de España: La Costa da Morte. Tú sólo ante los agrestes acantilados de esta salvaje naturaleza y como telón de fondo el Faro del Cabo Vilán, una construcción octagonal de 24 metros de altura enclavada en lo alto de un promontorio rocoso. Faro Cabo Vilán es el vivo recuerdo de la crudeza de esta costa, un escenario que ha presenciado multitud de naufragios como el que sufrió en 1890 el navío británico HMS Serpent. Sentado en la roca contempla uno de los bellos atardeceres que te ofrece Finisterre, donde el sol va cayendo lentamente para fusionarse con el mar y dar paso a la noche.

Bienvenido al fin del mundo
La costa da Morte, al el noroeste de Galicia, está profundamente marcada por su condición de límite occidental de Europa. Desde la antigüedad, el hombre la ha considerado como Finis Terrae “el fin del mundo”. Una costa abrupta, muy recortada donde las tormentas y temporales de invierno han hecho naufragar a multitud de barcos. Una tierra brava donde la fuerza de la naturaleza cohabita con el misterio creado por sus mitos y leyendas. Acantilados, ensenadas y playas desiertas le que le confieren una belleza inigualable. El interés paisajístico de la región combinado con la cultura legendaria popular la convierten en una zona única y de especial encanto para el visitante.

Pueblos tradicionales
Las poblaciones que se visitan durante la ruta todavía cuentan no sólo con su arquitectura gallega clásica sino que además mantienen las tradiciones de sus antiguos oficios y labores de artesanía. El encaje de bolillos de merecido reconocimiento internacional, el arte del alfarero o el de afilador son algunos de los oficios tradicionales que han traspasado la barrera temporal y son a día de hoy consideradas patrimonio cultural inmaterial.

Una costa literaria
Una costa que ha sido la cuna de gran cantidad de poetas: Modesto Fraga, Miro Villar o Eduardo Pondal entre otros son algunos de más de 26 autores ligados con la comarca. Tierra de mitos, leyendas y poesía la península de Fisterra ha sido el lugar de inspiración para auténticas obras literarias.

Día 1 – Malpica
Descubra un pueblo ligado al mar con gente cercana que se ha convertido en un interesante destino turístico. Al norte de Malpica se encuentra la Playa Mayor y su Paseo, plenamente integrada en el pueblo. Al sur, un pintoresco puerto en cuya lonja se puede comprar toda clase de pescados.

Día 2 – Laxe
Este es otro pequeño pueblo de la Costa da Morte en Galicia, pero es importante y conocido su museo del Mar, que se centra en el patrimonio antropológico, histórico y visual del municipio de Laxe y de las comarcas de Bergantiños y Soneira desde finales del siglo XIX hasta los años 70 del siglo XX. Incluye unas 67.000 fotografías procedentes del Archivo de los fotógrafos Plácido Vidal y de su hijo José María Vidal.

Día 3 – Muxía
Casi al final de la ruta se encuentra Muxía, un emplazamiento místico en la Costa da Morte donde desde el cabo Touriñan podrá ver el último atardecer de Europa.

Día 4 – Finisterre
Por último, llegará al punto más occidental de la ruta. Un lugar donde los romanos pensaban que se acababa la tierra. Es por esta razón que lo llamaron Finis Terrae o lugar donde acaba la tierra. Disfrute de un de los paisajes más agrestes y salvajes de toda la Costa da Morte.

Malpica
Hotel Fonte Do Fraile

Este pequeño hotel de tres estrellas se encuentra situado en plena Costa Da Morte, junto a la playa bella villa marinera de Malpica. Cuenta con 22 habitaciones de estilo rústico-colonial. Todas ellas incluyen todos los servicios necesarios para hacer que su estancia sea confortable. Los 1500m2 de jardín y el SPA con jacuzzi son perfectos para relajarse.

Laxe
Hotel Playa de Laxe

Este hotel se encuentra ubicado a pie de playa de la Costa da Morte. Inaugurado en 2005 cuenta con 30 habitaciones y prácticamente todas ellas ofrecen vistas a la playa y al pueblo de Laxe. Justo delante del hotel se encuentra la plaza mayor por lo que la situación es excepcional. Las habitaciones amplias y algunas de ellas incluyen bañera de hidromasaje.

Muxia 
Hotel A de Loló

Un hotel de diseño que ofrece 8 habitaciones a unos pocos pasos del mar. El hotel incluye una zona chill out con terraza y vistas al mar para ofrecer el máximo descanso y confort a sus huéspedes.

Finisterre
Hotel Rústico Spa Finisterrae

El hotel Rústico Finisterrae fue fundado en 1917. Está ubicado en una casa rural del siglo XIX y todas las instalaciones tienen vistas a la bahía de Finisterre. Su ubicación es excepcional ya que se encuentra a 15 minutos a pie del faro de Finisterre por lo que se encuentra en un paraje excepcional.

Servicios bajo petición

Visita a las Islas Sisargas
Un pequeño archipiélago deshabitado situado a una milla escasa del Cabo de San Adrián en Malpica. Están formadas por las islas Grande, Chica y Malante además de varios islotes. Antiguamente estuvieron pobladas como lo demuestra la existencia de la ermita de Santa Mariña, destruida por los piratas en sus múltiples incursiones durante el S X. Actualmente es una reserva natural y posee una gran riqueza de flora y fauna, anidando en ellas varias especies de aves en peligro de extinción que eligen las islas para criar y también como etapa de paso en sus largas migraciones. Según en la época del año en que las visite podrá darse un chapuzón en la única playa que existe y comenzar una caminata que le llevará hasta el faro, construido en 1919, contemplando una vista impresionante de Malpica y San Adrián.

Visita al Faro del cabo de Fisterra
Es el faro situado más al oeste de Europa, y muy probablemente el más visitado de Europa así como el más próximo a América. Fue construido en 1853, a 138 metros sobre el nivel del mar con una torre octogonal. Incluye la casa del farero y una plaza de homenajes ofrendada al general San Martín (Plaza de la República Argentina). Se dice que con días claros se llega a observar Portugal. Desde aquí se descubren impresionantes panorámicas, de la infinidad del océano así como de la Ría de Corcubión y la costa de Carnota, sobre la que destaca el conjunto granítico de los montes de O Pindo.

¿Qué incluye el paquete?
3 noches en habitación doble (categoría estándar) en régimen de AD para dos personas
Traslados entre los puntos indicados en la ruta en minibus
Guía de habla española (consultar opciones para otros idiomas)
Grupo mínimo de 25 personas

Podemos ayudarle

Scroll Up