Descubriendo Menorca, por Carmen Mancera

Viajar nos llena de felicidad y este año nuestro destino nos ha cautivado. Menorca, con sus calas y playas de aguas cristalinas, con accesos por senderos que te permiten disfrutar de la naturaleza, pequeñas excursiones por caminos en busca  del sonido del mar. Cada playa o cala tiene una  característica que le hace diferente  y especial.

Al norte de la Isla encontramos la Cala Pilar donde nadamos entre pequeños peces y se puede bucear atravesando pequeñas cuevas rocosas.

Para llegar a Cala Algaiarens el camino de bajada invita al paseo hasta llegar a un bello paisaje del mar encerrado en esta cala.

cala_algaiarens

Cala Algaiarens

El  acceso es  algo complicado por un largo camino de montaña, entre arboleda, piedras y raíces. Al llegar a la zona de playa encontramos para nuestra suerte un lugareño que vendía fruta, piña, sandía, papaya, coco, la cortaba delante de ti con un gran machete y te la daba ya troceada de manera especial y lista para comer.

En el Sur Calas famosas por sus saltos desde un acantilado, como Calo Blanc, donde la gente se acerca para saltar desde la roca al mar y nadar un rato.

Por supuesto no pudimos dejar de visitar una de las más conocidas, Cala Turqueta. Si quieres poder visitar esta Cala, hay que ir bastante temprano si te desplazas en coche, o coger un barco que hace recorridos por varias calas del Sur de la Isla y te permite llegar a las más complicadas de acceder por carretera.

Tal vez sea una de las calas con la arena más blanca y limpia, aunque en realidad es complicado decir que una de las calas de Menorca es “LA MÁS”, porque a medida que vas visitando cada cala crees que esta es mejor que la anterior.

carmen_Mancera_menorca_1

Cala Turqueta – Menorca

También disfrutamos de otras calas en el Sur, Cala Galdana, casi una playa con varios puntos para poder comer a pie de playa, o Cala Mitjana con acceso en coche hasta la misma cala y donde después de tomar el sol puedes tomar un refrigerio en la propia arena de la cala.

Y para finalizar nuestras visitas turísticas, paseamos por las calles de Mahón y Ciutadella, recorrimos sus puertos formados en aguas serenas, abrigados por acantilados con embarcaciones típicas menorquinas . Son una gozada para pasear al atardecer o tomar una copa mientras ves llegar las embarcaciones de regreso al puerto.

Ciutadella

Ciutadella

Un lugar maravilloso donde volver. Y si podemos volveremos a alquilar un coche descapotable para que el viento acaricie de nuevo nuestras sonrisas……¡viajar es un placer!

ciudatella_car

¡Hasta la vista Menorca!