Seguridad en viajes – Evite convertirse en una víctima de los ladrones motorizados cuando visite las principales ciudades

Todos podemos ser víctimas de un robo, en especial cuando salimos a un país extranjero de viaje y estamos realizando turismo. BeTravelwise, especialista en seguridad en viajes, ha publicado nuevas directrices sobre cómo evitar convertirse en una víctima de los ladrones motorizados cuando visite las principales ciudades.

Entre las medidas preventivas destacan las siguientes:

Camine en dirección opuesta al tráfico

Esto hará más complicado al vehículo ponerse detrás de usted sin que lo note. Tomando está precaución puede visualizar en todo momento el tráfico a la vez que camina por la calle.

Tome consciencia de su entorno y evite las distracciones

Es importante estar alerta y prestar atención a lo que ocurre a nuestro alrededor. Mirando a otras personas es posible detectar comportamientos sospechosos. Con todo ello evitará que le vean como alguien vulnerable.

Evite los lugares de mayor riesgo

Las grandes ciudades están formadas por puntos calientes en los que se acumula un gran volumen de gente: avenidas principales, calles de gran circulación y cruces peatonales. Estos espacios, que aglutinan grandes multitudes son muy atractivas para cometer un robo. Se recomienda elegir vías alternativas o si es necesario pasar por ellas, extremar las precauciones.

No descuide sus pertenencias personales

Los bolsos deben estar bien asegurados, con las cremalleras cerradas, sobre los hombros y alejados de la carretera. Además, es conveniente que los objetos de valor como cámaras fotográficas, teléfonos móviles y reproductores de música estén a la vista. Se recomienda dejarlos en interior de bolsos y sacarlos en momentos puntuales para evitar que llamen la atención.

Todos estos consejos llegan días después de que la policía Londinense publicara unas imágenes de una mujer que fue arrastrada por una calle del sur de Londres por unos ladrones montados en un ciclomotor después de que, sin éxito, trataran de robarle el bolso. Este caso destacado es indicativo de una tendencia alarmante en el Reino Unido y en todo el mundo, con un aumento del número de crímenes cometidos en motos y scooters en los últimos años.